Ir al psicólogo, y lo que hacemos los psicólogos, esta rodeado de mitos y desinformación. Quisiera poder abordar todos estos mitos pero resultaría en un articulo interminable que nadie leería. Mas bien, hablemos de la diferencia entre un terapeuta y una amistad (o familiar). Y es que últimamente, al enterarse que soy psicóloga, muchas personas me dice: “Yo mejor me desahogo con mi pareja” o “Mi terapia es ir de happy hour con mis amigas los jueves”. No me malentiendan. Me parece genial que se apoyen en seres queridos pues una conducta de adaptación muy positiva. Sin embargo, les quiero compartir los principales motivos por los cuales, en ocasiones, es mejor hablar con un psicólogo.

1. Formación profesional: Un psicólogo clínico idóneo ha estudiado por años, y ha recibido entrenamiento extensivo, para poder hacer evaluaciones e intervenciones clínicas. En un esfuerzo colaborativo, tu terapeuta podrá identificar los factores que determinen o mantengan un problema y trazarà un plan que facilite los cambios deseados.

2. Objetividad: Tu terapeuta no es amiga / primo / compañero de trabajo etc. de las personas que te rodean. De hecho, aunque decimos que Panamá es un pañuelito, con altas posibilidades tu terapeuta no tiene idea de quienes son las personas en tu vida. Esto le permite guiarte con mayor neutralidad.

3. Aunque suene contra intuitivo, hablar con “un extraño” puede ser mas fácil que hablar con alguien conocido. Con tu psicólogo no te expones a sentimientos de vergüenza ante lo que puedan opinar tus conocidos. No tienes que preocuparte por que seas rechazado o que se dañe lo bueno que puedan pensar de ti tus seres queridos.

4. Mi favorita: No es trabajo del psicólogo darte consejos: El psicólogo clínico debe guiar y fomentar un alto nivel de auto-conocimiento que permita que los pacientes superen dificultades y alcancen sus metas.

Y tu, ¿qué opinas? ¿Consideras que me falto mencionar otro motivo sobresaliente? ¿Qué otros mitos crees que rodean la psicoterapia?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *