Desde la primera vez que la escuché, conecté con y me encantó la canción “Ironic”. Con sus suaves notas en guitarra al principio que luego se transforma a un ritmo rock que aumenta en energía siempre me pareció contagiosa y alegre. Pero si escuchamos detenidamente la letra de la canción, ¿podemos concluir que realmente es alegre? Después de varios años de estudio y experiencia ahora identifico otra realidad. Y es que, además de ser psicóloga, al igual que Alanis yo también he tenido mis dificultades emocionales y todo lo anterior me permite identificar la señales de estos problemas por pequeñas que sean.

Pensemos sobre lo que nos dice la cantautora en su éxito. Les adelanto que es el perfecto ejemplo del pensamiento pesimista que envuelve a la persona con depresión. Cuando está deprimida, la persona piensa que todo es personal, permanente y ubicuo. Es decir, “lo malo me pasa siempre a mi en todos los aspectos de mi vida”. Díganme, ¿cuáles son las probabilidades de morir en un accidente de avión? Para que se hagan una idea: sólo en los Estados Unidos se calcula que en cualquier momento dado circulan un mínimo de 7 mil naves en sus cielos pero los accidentes fatales – a nivel mundial – se cuentan con los dedos de las manos en un periodo de meses. ¿Diez mil cucharas cuando necesitas un cuchillo? ¿En serio? ¿Cuántas veces les ha sucedido?

De manera jocosa, y conectando con ustedes a través de la música, he querido poder describirles la venda que llevan muchos pacientes sobre sus ojos. La depresión les dificulta ver y analizar las cosas como son. Pensar que la lluvia el día de tu boda es mala suerte, en vez de un fenómeno propio del trópico (en lo que corresponde a Panamá, por lo menos), es gran parte del problema. En la canción también se deja al descubierto el parálisis que puede sentir el que padece un problema emocional o de conducta. Esperar el momento ideal o no atreverse a hacer algo por miedo al fracaso o las consecuencias negativas que éste imagina son parte del cuadro clínico.

Si tu o alguien que conoces se encuentra ahogado en pesimismo, te invito a que busques ayuda porque soluciones hay muchas – incluyendo terapias como la Cognitivo Conductual y/o uso de fármacos. Alanis ha hablado abiertamente de su batalla contra la depresión y trastorno de la conducta alimentaria, entre otros. Es una mujer fuerte, luchadora, que sigue cosechando éxito y que afirma haber encontrado mucha ayuda con su terapeuta. En pocas palabras, si estamos dispuestos a trabajar, todos podemos lograr mayor tranquilidad y felicidad.

P.D. Sé que podemos entrar en debate sobre el uso correcto, o no, de la palabra ironía para las situaciones presentadas en la canción. Para fines de este artículo, vamos a dejar ese debate en pausa 🙂

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.